Si quieres aumentar los beneficios de tu tienda uno de los factores importantes en Marketing es trabajar la venta cruzada o “Cross-selling” con cada cliente.

Este concepto que puede parecer complicado, sobre todo al decirlo en inglés, es una técnica muy sencilla que consiste simplemente en ofrecer a tus clientes productos o servicios adicionales y que complementa lo que está comprando.

Venta Cruzada

4 factores importantes en la venta cruzada

  1. Elección del producto: Selecciona un producto e identifica que otros productos son complementarios a su venta. Un ejemplo: En la temporada de fresas es habitual el consumo de esta fruta con nata.
  2. Argumento de venta: Ofrece los productos complementarios a todos los clientes que compran el producto principal. Para aumentar la efectividad es importante no dar pie a la improvisación por lo que prepárate una sencilla frase con la que vas a ofrecer el producto. Se trata de pensar una frase que puedas adatar a cada cliente (no hablamos con todos de la misma manera).
  3. Ubicación estratégica: Selecciona uno o varios puntos de la tienda donde vas a colocar el producto principal y coloca a su alrededor los productos complementarios.
    Siguiendo con el ejemplo de las fresas:  Las grandes cadenas de distribución, colocan las fresas en la entrada y en la zona de frutería. A su lado, ubican los botes de nata.
    Colocar correctamente los productos principales y complementarios no sólo da independencia al cliente, que por su propia cuenta detecta los productos que complementan lo que ha venido a comprar y añadirlo a su cesta. Además te ayuda a mostrar dichos productos cuando estés asesorando a tu cliente.
  4. Promociones y ofertas en los productos complementarios o hacer packs son otras alternativas que puedes valorar a la hora de planificar tu estrategia de venta cruzada.

Dedícale unos minutos a ponerte en la piel de tu cliente y planifica bien la venta cruzada que vas a llevar a cabo. No olvides lo importante que es conocer a tu cliente (Hablar como él), conocer bien el producto y asesorar sobre las necesidades. Nunca ofrezcas a tu cliente más de lo que pueda necesitar, ofrece los productos adecuados.

No olvides hacer pruebas con diferentes productos, argumentos de venta, formas de colocación o de comunicación, recuerda que es muy importante testar y analizar lo que mejor funciona en tu negocio. Te recomiendo, si  no lo has leído, el artículo de A/B testing en el pequeño comercio.

Venta cruzada. ¿Cuál es la fresa de tu negocio?

Deja un Comentario

Contacta con Locomunico

Compartir experiencias y conocimientos es lo que más importante, porque estar en contacto y escuchándonos es la manera en la que ganamos todos.

Uso de cookies

Locomunico utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de estas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies